REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 124 Junio - Julio 2021

// Buena vida

Raw food, la tendencia por la comida cruda

La dieta raw food, que consiste en consumir alimentos crudos, incluso carne vacuna y pescados, se ha convertido en tendencia, especialmente entre la población joven.

Asesoría: Ángela Marcela García, nutricionista dietista adscrita a los Centros Médicos de Colmédica.

Para quienes promueven su consumo, no se trata de una dieta, sino de un estilo de vida en el que se mezclan lo físico, lo mental, lo emocional, lo social y, por supuesto, el respeto al ambiente. El ideario es crear una forma de vida responsable y en armonía con la naturaleza.

¿Qué es y con qué se come?

Se le conoce como raw food o alimentación viva y sigue el precepto de mantener la naturaleza de los compuestos bioquímicos de los productos. Además, no se utiliza fuego en su preparación, con el fin de conservar la máxima calidad de los nutrientes.

¿Qué alimentos incluye? Son variados: frutas, verduras, semillas, granos, frutos secos, algas marinas, calabacines, coles, pimientos, brócoli y ajo forman parte del menú. Es un aporte que proviene de la naturaleza, que se cultiva de manera orgánica y sostenible.

En cuanto a la carne, la de vacuno se recomienda tipo carpacho o filete tártaro, de un corte no muy superficial, debido a los microrganismos que contiene. Los crudívoros, como se conoce a quienes consumen comida cruda, afirman que de ningún modo se debe comer cruda la carne de pollo o de cerdo.

En cuanto a los marinos, se recomiendan el atún, el salmón y los calamares, siempre y cuando estén lo más frescos posibles y tengan un período de congelación mínimo de 48 horas.

Las dietas todo o nada, no recomendables

Pilar Esquer, autoridad mundial en nutrición y creadora de la consultora de salud Habits, ha señalado en sus múltiples publicaciones que esta moda tiene varios aspectos negativos que se deben tener muy en cuenta. Explica que “se corre el riesgo de ingerir alimentos crudos que no se debería y es preciso huir de cualquier tendencia gastronómica que implique todo o nada”.

Ángela Marcela García, nutricionista y dietista de los Centros Médicos de Colmédica, comenta que el consumo de comida cruda —en especial, de carnes— conlleva un alto riesgo: “Una carne que no tenga un ciclo de cocción puede ocasionar una intoxicación por baterías como E. coli, que va a traer serios problemas de salud”. Asimismo, para la especialista, estas dietas “todo o nada” no son las más recomendables y agrega que, por ejemplo, la ingesta de algas cargadas de yodo puede ocasionar alteraciones en el funcionamiento de la tiroides. “Nuestro organismo no está preparado para incorporar alimentos que jamás han formado parte de la dieta”.

¿Existe la dieta ideal?

Desde hace décadas, los expertos en nutrición han tenido un debate profundo sobre la existencia de una dieta óptima sustentada en el proceso evolutivo del ser humano. A pesar de los estudios y análisis, hasta ahora se ha llegado a la conclusión de que no existe una sola dieta ideal para la salud humana. La nutricionista García afirma estar de acuerdo con ello: “Cada persona es única y sus procesos de alimentación van de la mano de la salud que tenga. No podemos intuir que los alimentos que favorecen a una persona sin problemas de azúcar tendrán el mismo efecto en quien padece diabetes”.

Consumir productos crudos no significa de por sí tener una dieta sana. Se deben aportar estos alimentos en su justa medida, en especial frutas y verduras, así como aprovechar los beneficios que trae preparar los alimentos al fuego, lo que en el pasado fue clave para reducir las altas tasas de mortalidad.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!