REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 124 Junio - Julio 2021

// Familia

¡A comer más frutas y verduras!

A pesar de que muchas personas las evitan es importante incorporarlas a la dieta y propiciar su gusto en niños y jóvenes.

Asesoría: Sandra Patricia Torres Yepes, nutricionista dietista adscrita a Colmédica Medicina Prepagada.

“Somos lo que comemos”, reza una expresión muy popular, y hay una gran verdad en ella, pues sin duda alguna nuestra alimentación, lo que llevemos a nuestra boca y estómago, es fundamental para una salud integral. Sin embargo, existe desconocimiento respecto a qué es lo que más conviene suministrarle al organismo, ya que solemos llenar el cuerpo con productos que poco o nada aportan en cuanto a carga nutricional y que, por el contrario, pueden causar múltiples enfermedades. Por eso, los expertos siempre recomiendan la inclusión de frutas y verduras tanto en la dieta de niños como de jóvenes y adultos.

¿Para qué sirven?

El alto contenido de vitaminas C y E de las verduras y las frutas ayuda a reforzar el sistema inmunitario y aporta antioxidantes; además, la prevalencia de provitamina A y betacarotenos permite la renovación celular, mejorar salud ocular y del sistema nervioso, y mantener los niveles de la presión arterial, entre otros.

En lo referente a las frutas, la nutricionista Sandra Patricia Torres afirma que son una apropiada fuente de hidratación, forman parte de una dieta balanceada y deben consumirse, por lo menos, tres porciones por día, teniendo en cuenta la variedad de los colores. “Son excelentes fuentes de fibra, vitaminas, minerales y también contienen fitonutrientes que protegen las células, como carotenoides, licopeno, clorofilas, resveratrol, etc.”, explica.

Consumirlas desde temprana edad, importante para la salud

Estudios de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Boston (Estados Unidos) hallaron que las frutas y las verduras son cruciales para niños y adolescentes, en especial en estos tiempos de pandemia, cuando se tiende a optar por la denominada comida chatarra.

De acuerdo con la doctora Torres, “el déficit de estos alimentos está relacionado con mortalidad. Los adolescentes tienen hábitos alimentarios inadecuados; en Estados Unidos hay una alta prevalencia de obesidad, sustentada en una dieta rica en comida rápida con altos contenidos de carbohidratos simples, grasas saturadas y carbohidratos de alto índice glicémico, que ponen en riesgo la salud a corto y largo plazo. Comer verduras y frutas es un plan sencillo, pero a pesar de ello es necesario crear programas de educación que estimulen su prevalencia en la dieta”, expresa la especialista.

Motivar el consumo

Algunos adolescentes son renuentes a estos alimentos; por eso, muchos padres de familia se apoyan en consejos de profesionales. Por ejemplo, el criterio obligado de la guía para una alimentación saludable de la Universidad de Harvard, My Plate o Healthy Eating Plate (plato saludable) indica que los vegetales deben ocupar la mitad del espacio del plato. Precisa también que cuantas más porciones y variedad de verduras y frutas estén presentes, más se alentará el gusto hacia ellas y que hay que aprovechar su color para hacer una presentación más llamativa; además, lo colorido es sinónimo de variedad nutricional.

Para la doctora Sandra Patricia, en cuestión de frutas, comerlas enteras es lo mejor; no obstante, existen maneras fáciles de prepararlas con el fin de incentivar su consumo. “Solo necesitamos un poco de imaginación. Debido a la diversidad de sabores, colores y texturas pueden llevarse a la mesa de varias maneras, entre ellas, como ensaladas acompañadas de aderezos de acuerdo con las necesidades nutricionales: con frutos secos, maní, queso rallado, crema de helado bajo en azúcar, yogur griego, fibras (avena o salvado de trigo), chía o quinua”, afirma la experta, e indica que hay otras opciones como hacer crepés de frutas, brochetas, helados o paletas, ensaladas con vegetales o postres con galletas.

Comer verduras y frutas es un plan sencillo; no obstante, se requieren programas que estimulen su prevalencia en la dieta.


Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!