REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 124 Junio - Julio 2021

// Salud

Dosis de bienestar durante la pandemia

Además de combatir el aburrimiento, son fundamentales para una buena salud mental.

Estar en casa como medida para prevenir el contagio de COVID-19 no debe ser una razón para quedarse quieto. Las actividades que se realizan en los tiempos libres son muy importantes en la vida: traen beneficios para la salud física y mental, alejan los pensamientos negativos y combaten el estrés, la depresión, la incertidumbre y la ansiedad que produce la pandemia. Una gran parte de los casos de ansiedad se basan en la preocupación por lo desconocido y estar a la espera de que suceda algo: el coronavirus representa eso, a una escala macro.

Son divertidos, por ende, saludables

James C. Kaufman, profesor de psicología educacional en la Escuela de Educación Neag, de la Universidad de Connecticut, afirma que existen diversas razones por las cuales un pasatiempo estimulante es de gran ayuda. La primera es bastante sencilla: es divertido. Eso es saludable para la mente, ya que, cuando nos enfocamos en una actividad de ese tipo, dejamos de pensar en cosas negativas, temores o preocupaciones. Para Kaufman, un acto creativo, como dibujar o tocar música, puede poner a un sujeto en un estado de “fluidez” en el que su atención se vuelca hacia lo que está haciendo.

Mientras millones de personas han permanecido aisladas, algunas de ellas han aprovechado esta coyuntura para poner a prueba su creatividad. Usuarios en redes sociales han compartido detalles de sus nuevos entretenimientos como leer, hornear, tejer y pintar. Otros fueron más allá y trasmitieron sus conocimientos a los demás, lo que les permitió ganar reconocimiento y admiración; este es el caso de un maestro de arte en el estado de Tennessee, quien compartió clases en vivo para niños que no podían asistir a la escuela, inspirándolos a ser creativos en casa. Por su parte, el chef italiano Massimo Bottura, calificado con tres estrellas Michelin, lanzó una serie de Instagram llamada Kitchen Quarantine (Cocina de cuarentena), en la que enseñaba recetas básicas dirigidas a todos los que estaban en casa.

Mejoran el desempeño laboral

Algunos estudios sugieren que estas labores desarrollan en las personas una serie de habilidades que pueden ayudarles, incluso, a ser más creativas en sus trabajos. La acción creativa se asocia con experiencias de relajación y otros aspectos relacionados con el rendimiento individual, que podría verse potenciado. Los pasatiempos tienen un único objetivo: producir bienestar y relajación, dos aspectos que influyen en el proceso creativo.

Para Leonardo Palacios, profesor de neurología de la Universidad del Rosario, el esparcimiento pone a las personas en condiciones muy agradables, dado que promueve la liberación de endorfinas u opioides, sustancias que produce el cerebro cuando hay satisfacción. “Por ejemplo, escuchar música promueve la liberación de dopamina, la cual está directamente relacionada con el bienestar y es conocida como la hormona del amor; de igual forma pasa con otras como la oxitocina, de la que se ha demostrado que se libera al cantar en grupo”, explica el profesor.

Más allá de que se aumente la capacidad para ser creativo, estas actividades también tienen un alto impacto en el rendimiento personal, por ejemplo, en el trabajo. La ciencia ha demostrado que los trabajadores felices son mucho más productivos; así pues, para incentivar estos índices, en los últimos años ha surgido el concepto de “salario emocional”, enfocado en mejorar el bienestar de los empleados para incrementar su productividad laboral.

Beneficios según la actividad

Aunque todos los pasatiempos tienen sus ventajas, no aportan de la misma manera. Aquellos relacionados con prácticas deportivas, por ejemplo, optimizan el estado físico, mientras que otras, como el ajedrez, contribuyen a la agilidad mental.

Las aficiones que implican mayor participación y reto muestran mejores resultados comparados con los menos desafiantes, como ver películas. En ese sentido, es más recomendable hacer deportes que impliquen habilidades variadas, como excursionismo y escalada, u ocupaciones con una mascota, como enseñarle trucos e instrucciones.

También se han hallado mejores resultados en los entretenimientos socialmente activos que en los de poca interacción social, es decir, es más provechoso asistir a reuniones sociales presenciales que participar en reuniones virtuales. De igual manera, aquellos que requieren contacto con otro, aunque sea en línea, son más beneficiosos que los que no implican comunicación social.

En conclusión, existen diferentes maneras para aprovechar el tiempo libre y de esos momentos han surgido grandes ideas de negocios y compañías exitosas. Según los expertos, para maximizar los beneficios, es recomendable que los pasatiempos se lleven a cabo por una motivación propia, tras una búsqueda voluntaria, que se asocie al gusto por realizar esta tarea.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!