REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Buena vida

Accidentes caseros, ¿qué hacer en caso de uno?

Arreglar un mueble viejo o el bombillo del corredor que lleva años haciendo corto, entre otras situaciones que se prestan para sufrir de un accidente casero, ¿qué hacer ante ellos?

Asesoría: Alexandra Aranguren Medina, ortopedista y traumatóloga deportiva adscrita a Colmédica Medicina Prepagada.

En la época actual, con la mayor parte de la familia en casa, los accidentes domésticos son más frecuentes y se presentan a manera de caídas, golpes, quemaduras, heridas por corte, asfixia, atragantamiento e intoxicaciones por químicos, entre otros. El riesgo de todos estos fenómenos se incrementa cuando hay niños o adultos mayores en el hogar, por lo que hay que extremar la precaución.

Para Alexandra Aranguren Medina, ortopedista y traumatóloga deportiva, sustancias como el cloro, el hipoclorito y el alcohol, por ejemplo, son factores de riesgo, ya que están en todas partes y pueden ser confundidas con alguna bebida corriente cuando cambiamos los envases o los dejamos sin etiqueta.

También es frecuente la adecuación de oficinas en nuestra vivienda, lo que propicia que las personas hagan conexiones artesanales que ocasionen electrocución; además, los cables pueden convertirse en obstáculos o trampas que provoquen caídas y fracturas a cualquier miembro del hogar.

¿Qué hacer?

Las acciones a tener en cuenta varían según sea el caso, a continuación, se evaluarán algunas.

Según la doctora Aranguren, en casa siempre debe haber un plan de punto de encuentro, por si hay una catástrofe y, aunque nuestros niños sean pequeños, deben tenerlo claro, así como conocer los teléfonos de alguien que pueda brindar ayuda. “Es fundamental tener siempre el número de nuestro servicio médico y de atención domiciliaria, dado el caso, y un botiquín con lo necesario es vital”, explica.

Si se trata de tener cuerpos extraños o sufrir intoxicaciones, siempre hay que acudir de urgencia a un especialista o asesorarse por teléfono para atender la emergencia adecuadamente. Respecto a los niños, no basta con evitar los juguetes pequeños, ya que cualquier objeto que se encuentran es fuente de exploración y diversión y pueden llevárselo a la boca.

El empleo de protecciones en los enchufes y la desconexión del interruptor general de electricidad, en caso de reparaciones, previenen accidentes de corriente y electrocución; asimismo, es conveniente mantener los cables recogidos.

“Por otra parte, los golpes e impactos, que pueden ser desde un simple esguince o contusión hasta fracturas o traumas craneanos, pueden evitarse si se presta atención a las superficies resbaladizas, en especial en lugares próximos a las escaleras o en los balcones y en los baños, para lo cual es bueno usar tapetes antideslizantes, y más si convivimos con adultos mayores”, afirma la especialista.

Otra de las recomendaciones de los expertos es no utilizar ropa de cama que pueda causar estrangulamientos (sábanas demasiados largas, camisones, prendas con cuellos estrechos) ni dejar tantas almohadas o juguetes en la cuna de los bebés, a quienes, junto con los niños más grandes, hay que alejarlos de las bolsas plásticas o de cajas estrechas.

Sea cual sea el impase que se viva en casa, lo más conveniente es acudir a la ayuda profesional médica, si las circunstancias son muy complejas de manejar y así lo requieren.

"Los niños y adultos mayores requieren de mayor atención, cuidado y vigilancia"

Si necesitas atención médica, comunícate con el SOM desde tu App Colmédica para ser atendido por llamada o videollamada, comunícate a la Línea de Asistencia al 74646446 en Bogotá o según tu ciudad o ingresa al aquí para ver más información.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!