REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Buena vida

Los tapabocas, medida segura contra el COVID-19

De uso obligatorio cada vez que se sale a la calle. Si los materiales de las mascarillas son de tela, se deben lavar todos los días; si son desechables, hay que cambiarlos a diario. No se deben desechar en la calle.

Por ahora, la medida de protección más segura para evitar el contagio del COVID-19, después del aislamiento social preventivo, es el uso del tapabocas. En Colombia es obligatorio llevarlo puesto (que cubra nariz y boca) al salir a la calle, ir de compras, usar el transporte público y durante las horas permitidas para hacer ejercicio en exteriores. Quienes no lo utilicen serán sancionados con una multa de $ 936.320.

La razón del uso obligatorio obedece al aumento de la velocidad de contagio del virus, que hoy tiene a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en su máxima capacidad. Para Lina María Triana, presidenta de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el distanciamiento social de dos metros y el uso adecuado del tapabocas son cruciales para evitar el contagio del coronavirus, “No es para llevarlo de adorno, ni para proteger la garganta, ni para que haga bulto en el bolsillo. Es para usarlo adecuadamente y protegernos realmente del contagio”, puntualizó.

Por su parte, el Ministerio de Salud y Protección Social ha establecido normas claras sobre el uso de los tapabocas y ha señalado que los respiradores N95, o las máscaras de alta eficiencia, son de uso exclusivo para los trabajadores de la salud. La población podrá utilizar tapabocas confeccionados en tela, que son muy seguros y tienen la ventaja de ser lavables. El requisito es utilizar materiales que bloqueen la salpicadura de saliva o el flujo de la nariz; por esa razón debe cubrir siempre estas dos partes del rostro: nariz y boca

Otra recomendación que ha hecho el Ministerio de Salud es no emplear tapabocas de tela en niños menores de 2 años y en personas que tengan problemas para respirar. Es preciso lavarse las manos antes de ponérselo, sujetarlo de las cintas o de los resortes que van detrás de las orejas, evitar pasar las manos por la boca y los ojos a la hora de retirarlo y lavarse las manos una vez se lo haya quitado. Debe mantenerse en una bolsa cerrada, en un lugar donde no tenga contacto con otros elementos de la casa como llaves o bolsas de supermercado.

Las asociaciones médicas y científicas del país, así como el Instituto Nacional de Salud, señalan que las mascarillas desechables se deben cambiar todos los días y las de tela, deben lavarse todos los días con agua caliente y un jabón suave.

En relación a los tapabocas desechables, el que resulten como residuo no quiere decir que puedan desecharse de cualquier manera, es por ello que las Alcaldías municipales emprendieron la campaña “A la caneca y no a la calle”, para que, al desecharlos, la gente corte las cintas, los meta en una bolsa negra, los recicle debidamente y no los bote en las calles.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!