REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Familia

Mamá y papá, educadores en casa

La cuarentena trajo consigo la educación virtual para muchos niños y jóvenes. El rol de los padres ha sido determinante para el éxito de esta labor.

“Es como regresar a las aulas”: así se han sentido varios padres de familia ante el nuevo reto de asumir la enseñanza por medio de la virtualidad, ya que con sus hijos no tienen la posibilidad de adelantar los trabajos bajo la supervisión constante y presencial de un maestro. Por ello, han tenido que asumir desde el hogar el rol de guías y “profesores”.

Sin lugar a dudas, esta experiencia puede resultar dispendiosa y ha tomado desprevenida a más de una mamá, un papá o un tutor, al tener que multiplicar su tiempo y atender también las labores propias del hogar.

Para Elva Rosa Manosalva, docente y especialista en Desarrollo y aprendizaje, “en el día a día de estas actividades, la ansiedad por cumplir con los desafíos de cada jornada y desempeñar el mejor papel puede desesperar a los padres, hacerlos tomar malas decisiones, predisponer a los hijos y afectar su rendimiento”.

El principal consejo de los expertos es saber organizarse, para lo cual lo mejor es respetar los espacios adaptados para el tema escolar y el criterio de quienes enseñan. “Los padres también deben tener en cuenta que son guías y orientadores; su tarea no es reemplazar al docente, sino servir de apoyo al proceso pedagógico”, explica la especialista.

Otra de las pautas a seguir es conciliar con los hijos los horarios para la supervisión, la revisión y el acompañamiento de los trabajos, para que no interfieran con las demás actividades. Una buena opción es ayudarse con grupos de apoyo de la misma familia, amigos, conocidos u otros padres, quienes pueden aportar con información o ideas prácticas.

También hay una valiosa guía que suministra RedPapaz, en cuya página se ha compartido material sobre los retos que se han presentado para garantizar el derecho a la educación en este tiempo.

Por otro lado, cuando los padres se enfrentan a hijos desobedientes o rebeldes, es importante saber manejar con tacto la situación. Según Elva Manosalva Márquez, algunas recomendaciones útiles son:

  • Hablar con ellos para averiguar la causa por la cual se produce esa apatía, rebeldía o desgano por las labores escolares.
  • Ejercer autoridad, pero sin llegar a las ofensas, maltratos ni humillaciones.
  • Motivarlos compensando las horas de estudio con otras actividades que les gusten.
  • Valorar sus esfuerzos, apoyarlos en las áreas con las que tienen mayor dificultad y reconocer sus logros con afecto.

En todo caso, lo importante, según los expertos, es sacar lo mejor de esta nueva experiencia, reconocer el gran mérito de la labor de los docentes y estrechar tanto los lazos con los hijos como el compromiso con su educación.

"Los padres deben ser pacientes y positivos, y tener claro que explicar con amor redunda en mejores resultados"


Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!