REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Ocio & Cultura

Juegos de mesa en familia

Para sobrellevar los días y las noches en casa, en muchos hogares se ha optado por desempolvar algunos de ellos para entretenerse y departir sanamente.

La continua convivencia con miembros de la familia debido a los tiempos prolongados del confinamiento ha propiciado situaciones que requieren ayuda mutua, tolerancia y compartir, de la manera más amable, espacios que ayuden a reforzar la unión. Entre las múltiples actividades a las que se puede recurrir con este fin y para quitar el peso del día y relajarse un poco están los juegos de mesa, varios de los cuales han sido rescatados de sus cajas y llevados a ser protagonistas del esparcimiento en casa.

Existen varias opciones ideales para despejar la mente, incentivar la creatividad y desarrollar el sentido de la estrategia. Algunos son:

Monopolio

Hace poco, este juego cumplió 85 años y de él hay una buena cantidad de ediciones en todo el mundo. El objetivo es vender y comprar bienes inmuebles de una ciudad ficticia trazada sobre un tablero y convertirse en un magnate que adquiere propiedades estratégicas y acumula riquezas. Se utilizan fichas, billetes y objetos que representan las propiedades.

Hay muchas versiones del juego, que incluyen el tradicional, el electrónico y los videojuegos.

Uno

Comenzó a desarrollarse en los años setenta en Estados Unidos y es otra alternativa muy amena y divertida para compartir, en especial, con los niños. Consiste en ser el primero de todos los integrantes (se admiten entre dos y diez) en quedarse sin cartas en la mano, tras deshacerse de estas según números y colores (azul, verde, rojo y amarillo) con ayuda de varios comodines.

Hay una versión en línea que permite conectarse en tiempo real con jugadores de cualquier parte o con usuarios agregados en Facebook.

Parqués

Es el rey de los juegos familiares y, quizás, el más popular. El propósito es ser el primero en dar la vuelta a un tablero de colores con un determinado número de fichas (cuatro o cinco), hasta agotar la participación de todas, para lo que se utiliza un par de dados. Durante el recorrido, las personas se enfrentan a una serie de obstáculos y avances señalados por el número sacado en cada tirada y por la acción de ventaja que otro jugador tenga en la misma ruta, quien puede enviar a cualquiera a la “cárcel” si logra alcanzarlo y coincidir en una misma casilla.

Jenga

Es un juego de alta destreza encaminado a desarrollar habilidad, atención, paciencia, precisión y estrategia. Los participantes deben retirar bloques rectangulares dispuestos en una torre y ponerlos, con tacto y cuidado, en la parte superior de esta. Pierde la persona que, con cualquiera de sus movimientos, tanto de retirada como de reubicación de los bloques, tumbe la torre. En ocasiones se emplean dados para complementar el juego.

Escaleras y serpientes

La dinámica es muy simple: quienes participan tienen como meta llegar lo más pronto a la cima de un tablero numerado, ayudados por las figuras de las escaleras, que sirven para el avance rápido; al tiempo, deben evadir las serpientes, que representan caídas o retrocesos. También hay una versión en la cual se reemplazan las serpientes por toboganes. En esta aventura, de la que pueden participar varios miembros de la familia, se utilizan dados para indicar el recorrido de las fichas y el orden de participación al iniciar.

Busca mi pareja

Consiste en recolectar el mayor número de cartones iguales (parejas), correspondientes a dibujos o fotografías de animales, objetos o personajes. Para iniciar, se esparcen sobre la mesa todas las figuras bocabajo y, por turnos, se va destapando una a una; hay que poner mucha atención en dónde queda ubicada cada figura para poder encontrar el par. Es una actividad para desarrollar la memoria y la atención, sobre todo en los niños.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!