REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Salud

Las clínicas: lugares seguros para tu atención en los momentos que más lo necesitas

La pandemia por el COVID-19 ha hecho que los procesos de bioseguridad se volvieran más estrictos, para alcanzar mayores estándares de seguridad.

La Clínica del Country y la clínica La Colina —que forman parte de nuestra red de Colmédica Medicina Prepagada— han diseñado estrategias tanto para la atención segura de pacientes que requieran servicios de urgencia, controles, exámenes diagnósticos y tratamientos en cualquier tipo de condición, como para la protección de sus profesionales.

Excepto cuando una mujer va a ser madre, asistir a una institución de salud causa incomodidad, temor e incertidumbre; no obstante, debe hacerse por necesidad, cuando se identifica un síntoma o una molestia, o por responsabilidad, para hacerse los controles preventivos.

Sin embargo, desde el inicio de la pandemia del COVID-19, las precauciones se han incrementado y esto ha llevado a que muchas personas que requieren atención médica pospongan sus chequeos y tratamientos por miedo al contagio, lo que podría derivar en mayor riesgo de complicaciones. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la pandemia se han interrumpido los tratamientos del cáncer en un 42 % y de enfermedades crónicas, en un 63 %; asimismo, la atención de emergencias cardiovasculares se ha reducido en un 31 %.

Si bien es cierto que en este momento debemos mantener mayor cautela, las instituciones de salud cuentan con protocolos para reducir la posibilidad de contagio de sus pacientes. En el caso de la Clínica del Country y la Clínica La Colina —dos instituciones que forman parte de nuestra red de Colmédica—, así como en las demás instituciones de salud, se han fortalecido todos los protocolos de atención y seguridad en los servicios de urgencias, procedimientos y citas.

Estas son algunas de las estrategias:

  • Actualización permanentemente de sus profesionales, altamente capacitados para el control y el manejo de infecciones y otras enfermedades.
  • Implementación de acceso y flujos de atención independientes para los pacientes, es decir, espacios especializados y protocolos de atención para que tu experiencia siempre sea segura.
  • Manejo de recursos electrónicos para que, mediante la tecnología, nuestros médicos y profesionales tengan comunicación permanente con el usuario hospitalizado y su familia.
  • Uso de los elementos de protección personal como tapabocas (según el grado de exposición), guantes y protector ocular por parte de todo el personal a cargo de tu atención.
  • Lavado de manos (estrategia de oro en la prevención de infecciones) y distanciamiento físico.
  • Reforzamiento de los protocolos de higiene y desinfección en las instalaciones, apoyados en aspersiones, ozonificación y soluciones químicas que garanticen asepsia respecto a bacterias, virus, hongos y levaduras.
  • Reorganización de los espacios de alto flujo, como las salas de espera, con marcación en sillas; si es un área no crítica de diseminación del virus, la distancia es de un metro y, si es crítica con mayor exposición o vulnerabilidad al virus, es de dos metros.
  • Desde el inicio de la pandemia se hicieron cambios en la política de visitas y quedaron restringidas, salvo en los siguientes casos:
    • Los pacientes pediátricos, quienes podrán estar en compañía de uno de sus padres o un tutor.
    • Las futuras mamás que estén en trabajo de parto, podrán estar acompañadas por una persona.
    • En cuanto a los pacientes que estén recibiendo atención al final de la vida, se revisará caso por caso y se informará a sus familiares.
    • Quienes visiten las clínicas deberán registrarse y se tomará su temperatura al ingresar. Si la persona no porta un tapabocas ideal, se le entregará uno a la entrada y se le exigirá usarlo de forma correcta (que cubra nariz y boca).

¿Cómo se manejan los accesos independientes?

Desde finales de julio, en la Clínica del Country y la clínica La Colina inició la operación del Centro de Direccionamiento de Urgencias, ubicado en el exterior de ambas entidades. Allí, profesionales especializados hacen una evaluación rápida y completa, que solo toma treinta segundos aproximadamente, para guiar a los pacientes a su lugar de atención dentro de las instalaciones.

En la Clínica del Country, el centro está ubicado en la carrera 16 # 82-95, diagonal a su entrada principal; en la clínica La Colina, se halla en el exterior, en el costado occidental, en la carrera 73 con calle 167, al frente de Urgencias Pediátricas. De acuerdo con su sintomatología, los pacientes siguen una ruta señalada con un color:

  • Línea amarilla: pacientes adultos y pediátricos con signos respiratorios indicativos de COVID-19.
  • Línea verde: pacientes adultos y pediátricos con signos respiratorios no asociados con COVID-19.
  • Línea azul: pacientes adultos, pediátricos y maternas con otras afecciones urgentes.

Este es un ejemplo de las estrategias de atención. Las instituciones de salud deben acogerse y articular los principios de la seguridad del paciente, que son: identificarlo correctamente, mejorar la comunicación efectiva, incrementar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo, brindar cirugías seguras, reducir el riesgo de infección y caídas dentro de las instalaciones.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!