REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 119 Agosto - Septiembre 2020

// Salud

Temores y ansiedad de los adultos en tiempos de aislamiento

Son varios los factores que conducen a perturbaciones en los estados de ánimo debido a los cambios de vida que el virus trajo consigo. Algunas técnicas pueden ayudar.

Asesoría: Luis Hernando Arias Medina, psicólogo adscrito a Colmédica Medicina Prepagada.

Las pandemias pueden alterar los estados de ánimo de la población. Entre esas perturbaciones están la ansiedad, el miedo y el estrés, ya que, para la mayoría de las personas, las medidas de salud pública que se han tomado para evitar el contagio del COVID-19 han provocado emociones fuertes como aislamiento, incertidumbre y soledad. Estas alteraciones en los adultos incluyen cambios en los patrones de sueño o alimentación, dificultad para dormir o concentrarse, temor y preocupación por su bienestar o agravamiento de problemas de salud crónicos.

Para el psicólogo Luis Hernando Arias Medina, el temor que ocasiona esta crisis hace que cualquier persona pueda padecer miedo, el cual no es más que una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable ante la percepción de un peligro real, que en este caso es el virus. Por lo demás, existen otras expresiones como la tristeza que, de no atenderse, podrían convertirse en depresión.

Otro trastorno que se puede sufrir es el de la ansiedad, que consiste en una preocupación persistente y excesiva por actividades o eventos, incluso por asuntos comunes de rutina. La preocupación es desproporcionada con respecto a la situación actual y es difícil de controlar.

Los síntomas más comunes son: nerviosismo, agitación o tensión, sensación de peligro inminente, pánico, aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada (hiperventilación), sudoración, temblores, debilidad o cansancio, y problemas para concentrarse y conciliar el sueño, entre otros.

De acuerdo con el psicólogo, estos estados emocionales se originan o se intensifican por factores como la desigualdad socioeconómica, que deriva en desempleo o trabajos informales, por tener una mayor exposición al contagio debido a las condiciones de vida, por un estado de vulnerabilidad y por tener una salud precaria o malos hábitos como el tabaquismo, la dependencia del alcohol y una alimentación no balanceada.

Técnicas de apoyo

La psicología clínica ha ido evolucionando a tal punto que ha encontrado maneras de lidiar con dichas emociones. “Hoy en día se utilizan diferentes técnicas para el control y en Colmédica estamos a la vanguardia de los métodos utilizados para el manejo y el tratamiento de la ansiedad, del estrés, del miedo y del temor”, afirma Arias.

Una de ellas, explica, es la respiración diafragmática o abdominal, que se basa en la inspiración y exhalación, en el movimiento del diafragma que, al bajar hacia el vientre o abdomen, succiona aire a los pulmones (se retiene durante unos cinco segundos) y al subir hacia estos se expulsa (hacerlo lentamente). Para practicarla, se debe estar cómodamente acostado bocarriba y se hacen varias repeticiones hasta lograr relajación muscular y tranquilidad mental; es ideal hacerlo antes de dormir o al comenzar el día.

También está el método Rosen, que es un tipo de psicomasaje consistente en tocar diversas partes del cuerpo (espalda, cuello y cabeza) y masajearlos en forma circular. Se utilizan palabras para rebajar la tensión física y emocional del paciente y liberar así las cargas negativas. Además, mientras se recibe, se pueden practicar ejercicios de estiramiento de los músculos de la espalda, lo que ayuda a relajarse y aliviar el estrés.

Los expertos también recomiendan el entretenimiento y la integración con otros miembros de la familia, así como leer, escuchar música, escribir, hacer ejercicios y aprender técnicas de meditación, entre otros.

"Pueden presentarse cambios en los patrones de sueño o alimentación, así como dificultades para concentrarse"

Si necesitas orientación psicológica o médica, comunícate al SOM mediante el app Colmédica y un profesional de la salud te atenderá por videollamada. También puedes escribirnos a vivirbien@colmedica.com y recibir asesoría en psicología.


Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!