REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 120 Octubre - Noviembre 2020

// Estilo

¿Se puede hacer ejercicio con tapabocas?

Estudios en todo el mundo demuestran que no hay peligro de hacer actividad física al aire libre o en los gimnasios con mascarilla. Los deportólogos recomiendan que sea moderada y sin excesos y, una vez finalizada, cambiar de inmediato la protección de boca y nariz.

Asesoría: Álvaro Cortés Rincón, médico deportólogo, adscrito a los Centros Médicos Colmédica.

Martha Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud, es clara: “El uso de tapabocas debe ser obligatorio cuando se sale de casa. No se puede quitar de boca y nariz cuando se hace ejercicio, se utiliza el transporte público o se ingresa a lugares cerrados como bancos o supermercados”.

Por esa razón, para salir a hacer deporte al aire libre, por ejemplo, caminar, montar en bicicleta o trotar, el uso del tapabocas es ineludible. Este protocolo sigue formando parte de las medidas tomadas por el Gobierno en la fase de la “nueva normalidad”.

La principal recomendación que hacen tanto el Ministerio de Salud y Protección Social como la Asociación de Medicina del Deporte en Colombia (Amedco) es no llegar a una exigencia muy alta, porque la entrada del oxígeno al organismo se obstruye con la protección de las mascarillas y, cuando esto ocurre, se incrementa la presión sobre los pulmones y el corazón.

Para Álvaro Cortés Rincón, médico deportólogo de los Centros Médicos de Colmédica Medicina Prepagada, es preciso tener en cuenta que entrenar con tapabocas es incómodo, pero no presenta riesgos para la salud: “Estudios realizados recientemente en Europa demostraron que la mascarilla es segura para realizar actividad física” y agregó: “El ejercicio más beneficioso para el organismo es el moderado, porque fortalece el sistema inmunológico y disminuye las posibilidades de adquirir infecciones respiratorias”.

Cuando se utiliza el tapabocas en prácticas al aire libre, una de las recomendaciones que hacen los profesionales de la salud es acostumbrarse gradualmente a inhalar y exhalar con la mascarilla, pero sin agitarse al extremo.

Además, el doctor Cortés señala que, una vez finalizado el entrenamiento, se debe desechar la mascarilla utilizada o lavarla, si es de tela. La razón es que el aumento de la frecuencia respiratoria conlleva a que las bacterias se alojen con mayor rapidez en el tapabocas.

En cuanto a los niños menores de 5 años, la Asociación de Medicina del Deporte de Colombia recomienda que, si se ejercitan al aire libre, deben usar el accesorio en todo momento. El grado de movilidad de los pequeños es mucho mayor que el de los adultos y la posibilidad de transmitir el virus a la población infantil es mucho más alta.

El doctor Cortés expresa que, cuando las personas han permanecido mucho tiempo inactivas, lo primero que deben hacer es un chequeo médico antes de emprender una rutina al aire libre. Asimismo, a quienes han superado el COVID-19 les aconseja una consulta con el cardiólogo para determinar si la membrana del corazón está inflamada, pues correrían un alto riesgo.

Dada la apertura gradual de los gimnasios, el especialista afirma que es muy importante el uso obligatorio del tapabocas en estos espacios cerrados y que en ningún momento sea retirado, debido a la proximidad con las demás personas. Finalizada la práctica, tanto al aire libre como en el gimnasio, las personas deben lavarse las manos, evitar tocarse la cara y retirar la mascarilla desde las tiras, sin tocar la parte que protege boca y nariz.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!