REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 120 Octubre - Noviembre 2020

// Salud

Cáncer de mama, a tiempo para la vida

La enfermedad puede detectarse oportunamente o prevenirse siguiendo las recomendaciones y orientación del especialista.

Asesoría: Óscar Armando García Angulo, oncólogo adscrito a Colmédica Medicina Prepagada.

En alguna época se decía que el cáncer podría ser sinónimo de muerte, pero hoy día la ciencia médica tiene alternativas confiables para sobrevivir a este si se descubre y trata oportunamente como, por ejemplo, el de mama que, según los expertos, suele iniciar de forma muy diminuta, formado tan solo por un pequeño grupo de células que progresivamente va creciendo y aumentando su tamaño. Con el tiempo, invade el tejido sano vecino manifestándose como una masa en la mama y adquiere la capacidad de desprender células malignas y de estas migrar hacia otros órganos, proceso conocido como metástasis. Los sitios distantes más afectados son los ganglios linfáticos de la axila, los huesos, los pulmones, y el hígado. Cuando la enfermedad invade dichos órganos, altera tanto su estructura como su función, generando síntomas que pueden conducir a la muerte.

De acuerdo con el oncólogo Óscar Armando García, hay dos conceptos que deben ser claramente diferenciados: la prevención y la detección temprana. La prevención se refiere a todas aquellas actividades que evitan el desarrollo de la enfermedad. “Dado el papel tan relevante de ciertos factores ambientales en el desarrollo del cáncer de mama, los cambios hacia estilos de vida saludables son una medida muy recomendada como estrategia de prevención. Entre estos cambios figuran la realización de actividad física, el aumento en la ingesta de frutas y verduras, disminuir el consumo de carnes rojas, embutidos, alimentos procesados, así como la reducción de aquellos con alto contenido de azúcar o grasas saturadas y evitar el tabaquismo y consumo de bebidas alcohólicas”, afirma el especialista.

La detección temprana, por su parte señala el doctor García tiene como objetivo identificar la enfermedad en sus etapas más iniciales, de tal forma que el tratamiento instaurado pueda conducir a una potencial curación definitiva. Tres estrategias se han recomendado para la detección temprana del cáncer de mama: la mamografía de tamizaje, el examen clínico realizado por el personal de salud y el autoexamen mamario.

Formas de detectarlo

La mamografía de tamizaje es aquella que se realiza en mujeres que no manifiestan ningún tipo de síntomas en la mama. “En Colombia es recomendado de forma rutinaria después de los 50 años de edad y como máximo cada dos años. De acuerdo al riesgo previsto de este tipo cáncer, es posible tener una mamografía de tamizaje antes de los 50 años”, afirma Óscar García.

El examen clínico de la mama es aquel examen realizado por el personal de salud capacitado. El oncólogo recomienda que se haga a partir de los 20 años con un intervalo de cada dos o tres años como máximo, y a partir de los 40 años que sea realizado de forma anual. El autoexamen mamario, explica, es aquel que realiza la persona de forma mensual. Es sencillo y permite la identificación temprana de señales a nivel de la mama como cambios en su forma, la presencia de bultos, el hundimiento del pezón, o lesiones a nivel de la piel. Ante cualquier hallazgo, la mujer debe acudir a un médico experto.

Por último, Óscar García indica que “en Colmédica contamos con un grupo de profesionales especialistas en los diferentes Centros Médicos Colmédica con amplia experiencia en la atención de las enfermedades mamarias, e igualmente disponemos del apoyo diagnóstico con equipos de última tecnología en ecografía mamaria, mamografía y resonancia magnética, que nos permiten ofrecer altos estándares de calidad. Invitamos a aquellas mujeres con algún síntoma a acudir de forma inmediata al especialista y a todas las mujeres sin síntomas a iniciar o continuar su programa de vigilancia preventiva de cáncer de mama”.



Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!