REVISTA VIVIR BIEN

// Edición 120 Octubre - Noviembre 2020

// Salud

Los otros efectos del virus

Los drásticos cambios que ha traído la pandemia han dejado zozobra respecto al futuro y el presente inmediato afectando la autoestima y generando ansiedad, ¿cómo tratar esto?.

Asesoría: Daniela Rojas Ospino, psicóloga adscrita a Colmédica Medicina Prepagada.

Un común denominador para las personas en esta pandemia ha sido la incertidumbre. Un tipo de inseguridad que se mueve en diversos aspectos: laboral, económico, familiar, de salud, mental, social, político, entre otros.

Lo cierto es que la crisis que trajo el SARS-COV-2, el virus que genera la COVID -19, expuso múltiples vulnerabilidades en el común de la gente. Por ejemplo, a muchos los ha invadido en algún momento la sensación de creer que cualquier cosa puede pasar pero que no se sabe cómo actuar y continuar.

Y aquí juega un papel muy importante la construcción o el mantenimiento de nuestra autoestima, tal como lo señala la psicóloga Daniela Rojas, “el mantener un adecuado concepto de nosotros mismos nos permite construir estrategias para afrontar distintas problemáticas; en tiempos de incertidumbre y conflictos internos, es de gran relevancia realizar una autoevaluación siempre orientada a reconocer nuestras virtudes, fortalezas y buenas actitudes”.

Asimismo, como gran enseñanza de esta crisis mundial, se evidencia que todos dependemos de todos, incluso en temas de salud y prevenciones. Lo que implica que para cuidarse uno, el otro, llámase familiar, vecino, conocido, extraño, etc., también debe protegerse.

Para los expertos estos cambios que transformaron pensamientos, comportamientos, ideas y acciones podrían generar una crisis pos-COVID, caracterizada por una alta incidencia de trastornos mentales, entre los que figuran el estrés y la ansiedad anticipatoria que, según nos relata la psicóloga, es un mecanismo de defensa que podemos llegar a tener los seres humanos en situaciones que percibimos riesgosas. “Esta es una sensación a gran escala que trae graves inconvenientes en nuestra salud física y emocional, interfiere directamente en las respuestas fisiológicas y psicológicas que tenemos los seres humanos ante un evento; de manera que como tal afecta directamente la toma de decisiones; además, de tener pensamientos involuntarios con contenido catastrófico”, explica Daniela Rojas.

En este proceso, asegura la profesional, es importe realizar acompañamiento; considerar el inicio de terapia psicológica, donde se profundice en una amplia escucha terapéutica y el especialista ayude a identificar al consultante qué situaciones lo llevan a experimentar estos niveles de estrés y ansiedad tan altos y reforzar su seguridad, confianza y actitud positiva. Por otro lado, apoyarse en técnicas de meditación como el mindfulness, ejercicios cognitivos que permitirán resignificar y reorientar los pensamientos en proyecciones optimistas y productivas.

Para propender por un buen equilibrio emocional y reforzar actitudes y pensamientos positivos, los expertos recomiendan como complemento tener en cuenta algunos consejos tales como:

  • Llevar a cabo rutinas agradables, no descuidar el aseo, el autocuidado personal, enfocarse en actividades que animen y refuercen la confianza en sí mismo, es decir que ayuden a despejar nuestra mente, para lo cual se puede destinar un tiempo diario de aproximadamente una hora.
  • Hacer ejercicios, practicar yoga, dibujar, cantar, tomar el sol, cocinar, meditar, dedicarse a espacios y momentos que conecten con un arte u oficio, con la paz, el desasosiego, el bienestar y la tranquilidad.
  • Tener más conciencia del presente haciendo a un lado visiones fatalistas. Lo importante incluso es sacarle provecho a la ansiedad entendiendo que lo peor que puede pasar es simplemente una probabilidad, nada seguro, y que lo real es el aquí y ahora para vivir y construir.

Es de gran relevancia realizar una autoevaluación siempre orientada a reconocer nuestras virtudes, fortalezas y buenas actitudes.


Imágenes del banco de imágenes Shutterstock

¡Conoce más sobre Colmédica!