Cerrar
Anterior Siguiente
Amigos de cuarentena de cuatro patas

Amigos de cuarentena de cuatro patas

“Las mascotas producen efectos positivos en la salud y en el ánimo de las personas. Estos pequeños amigos pueden hacerte más llevadero el aislamiento ¿Sabes por qué?”

Quienes tienen una mascota saben lo que es tener un verdadero apoyo terapéutico por estos días de aislamiento en los que las demostraciones físicas de afecto están restringidas pero que, en el caso de los animales de compañía, no hay problema con abrazarlos o acariciarlos.

Los beneficios van mucho más allá del privilegio de poder salir, así sea por algunos minutos, a darle un corto paseo al perro para que haga sus necesidades. Quizás los más beneficiados con su compañía han sido quienes viven solos y que debido a la emergencia han tenido escaso contacto social. Es debido a esto que quizás los vínculos con las mascotas se han fortalecido y han aprendido a conocerse mucho mejor. Según Fabio Alejandro Casas, director médico de las clínicas veterinarias Vetermedica, entre las principales ventajas de tener a estos amigos en casa está que ayudan a evitar el sentimiento de soledad, pues con el animal en casa los dueños se sienten acompañados, más seguros y protegidos.

Dueños más felices

Tener mascotas hace que las personas sean más felices, “el solo hecho de jugar con ellas aumenta la secreción de oxitocina, serotonina, dopamina y endorfinas, que son las hormonas de la felicidad” afirma Casas. También, contribuye a que sus dueños reduzcan las actitudes negativas, haciendo que sean más activos y mejorando los estados de ánimo. De acuerdo con los expertos, el efecto que producen es similar al que se siente cuando un buen amigo nos ayuda y nos hace ver el lado bueno de las cosas.


La Organización Mundial de Salud (OMS) y la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales - WSAVA, aclararon que los perros y gatos no son transmisores del COVID-19

Aliadas de la salud

Aliadas de la salud

En un momento como el del confinamiento, con muchas familias angustiadas por el miedo a contagiarse o a perder el empleo, la compañía de un perro o un gato reduce considerablemente los niveles de estrés y ansiedad. Hay estudios —y está científicamente comprobado desde hace tiempo— que el solo hecho de acariciar a un animal disminuye los niveles de cortisol, considerada la hormona del estrés, y por tanto también los de la presión arterial.

Hay quienes temen que los animales les transmitan el COVID-19, pero a la fecha no hay ningún estudio que lo demuestre. De acuerdo con el profesional en veterinaria, las mascotas pueden reducir las enfermedades en los humanos debido a que con el paso del tiempo van generando una especie de inmunidad pasiva y un refuerzo positivo en las defensas generales del organismo. Incluso hay pruebas de que convivir con perros y gatos reduce, en ocasiones, las infecciones respiratorias, la otitis y el consumo de antibióticos en el primer año de vida.

Especiales para niños

Especiales para niños

En esta coyuntura, las mascotas son un antídoto contra el aburrimiento, de hecho, a los caninos les gusta interactuar con los más pequeños, además, son de gran ayuda para estimular a los hijos y de paso una oportunidad para enseñarles a ser más responsables, siempre y cuando se involucren en el cuidado de los animales. Deben alimentarlos, jugarles, estar pendiente de ellos y, en el caso de los caninos, sacarlos a pasear. “Una relación muy estrecha con los animales de compañía acaban por convertirlos en sus mejores amigos y al mismo tiempo sus protectores”, asegura Casas.

Medidas de seguridad


Al momento de pasear al perro este puede entrar en contacto con ambientes contaminados con el virus que, aunque no enferme al animal, sí puede convertirlo en un vector de trasmisión a los humanos, por eso el profesional en Veterinaria recomienda:

  • Salir y regresar siempre por el mismo punto del hogar.
  • Al llegar a casa limpiarle con pañitos húmedos las patas, rabo y hocico
  • Para terminar de desinfectarlo se puede utilizar un paño humedecido levemente en una dilución compuesta por 75 % de agua y 25 % de cloro. No hay que exagerar la limpieza, basta con una pasada rápida.
  • No se debe bañar seguido al animal ni utilizar vinagre, creolina u otro tipo de diluciones.
¡Conoce más sobre Colmédica!