Cerrar
Anterior Siguiente
Recomendaciones generales para una cuarentena amena

Recomendaciones generales para una cuarentena amena

Cómo prevenir enfermedades transmitidas por alimentos


Cómo prevenir enfermedades transmitidas por alimentos

1. La limpieza como prioridad

  • El aseo de las manos es lo primero, antes y durante la preparación de alimentos, al igual que lavar y desinfectar los utensilios y superficies a utilizar.

2. No mezclar alimentos crudos con cocinados

  • Ante todo, es importante separar las carnes rojas, de aves y el pescado de los demás alimentos. Al momento de cocinar, usar equipos y utensilios diferentes.
  • No hay que olvidar que los alimentos crudos como las carnes y el pescado, son foco para la proliferación de microorganismos peligrosos que pueden transferirse a otros comestibles.

3. Cocinar completamente

  • La cocción de los alimentos debe ser total, hasta que los jugos sean claros y no rosados.
  • Las sopas y guisos se deben hervir hasta que alcancen una temperatura de 70 °C.

4. A temperaturas seguras

  • Nunca se deben dejar cocinados a temperatura ambiente durante más de dos horas ni guardarlos mucho tiempo, así sea en el refrigerador.
  • Al momento de descongelar en el microondas, pueden quedar partes calientes en donde los microorganismos crecen, de ahí que deban ser cocinados inmediatamente.

Para conservar los alimentos perecederos


Para conservar los alimentos perecederos

Al ser alimentos con contenido de agua, proteínas y vitaminas como las carnes rojas, de aves, pescados verduras y productos lácteos, deben almacenarse enseguida en frío para que su valor nutritivo no varíe y tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • La temperatura ideal de la nevera debe estar entre 2°C y 3°C sobre cero, ya que esto propicia el que haya mínima actividad bacteriológica y mejor conservación.
  • Es aconsejable utilizar envases herméticos debido a que los productos, sean crudos o cocinados, al entrar en contacto con el aire se tornan resecos y de mal aspecto.
  • Se deben congelar las carnes y pescados por debajo de los 0°C, en ese nivel de temperatura las bacterias se reproducen menos y no se alteran las condiciones naturales de estos alimentos.
  • Es útil tener siempre a mano papel absorbente de cocina para ponerlo en el interior de los recipientes donde se guardan los alimentos y esto ayude a absorber la humedad que se va condensando.
  • Hay que empacar al vacío los embutidos y los quesos para que perdure el tiempo de conservación y la textura.

Lo que papá y mamá no deben dejar de hacer


Lo que papá y mamá no deben dejar de hacer
  • Explicarles de una manera sencilla qué está sucediendo con palabras simples y asegurarles que en casa están a salvo y protegidos, que las reglas son para beneficio de todos.
  • En esta coyuntura en la que se experimentan cambios de rutina es importante motivar a los niños a que expresen sus inquietudes. Hay que tener en cuenta que ellos tienen diferentes reacciones al estrés: insomnio, orinarse en la cama, dolor de estómago o cabeza, ansiedad, enojo o miedo a quedarse solos. Por eso hay que dialogar y contarles que todo ello es normal y brindarles apoyo, confianza y cariño.
  • Es pertinente estar al tanto de las decisiones e información del colegio en el que estudian, para que sigan aprendiendo en casa.
  • Propiciar espacios para que se diviertan y relajen. También hay que cumplir rutinas y horarios tanto como sea posible, esto ayudará a evitar el estrés.
  • Para enseñar un buen lavado de manos se puede recurrir a algo divertido animándolos a que mientras lo hacen canten su canción preferida durante 20 segundos.

Cuidados para los más pequeños de la casa


Cuidados para los más pequeños de la casa

Las precauciones por parte de los padres para evitar el contagio del COVID-19 en los niños son fundamentales, sobre todo si tienen problemas respiratorios o cardiovasculares.

  • Es prioridad mantenerlos en casa, alejados de personas enfermas o que hayan llegado de un viaje en el exterior y seguir las indicaciones del Ministerio de Salud.
  • Hay que estar muy pendientes de los hijos, especialmente ante los síntomas del COVID-19 (tos, fiebre, falta de aliento).
  • Se pueden usar títeres o muñecos para enseñarles cuáles son los síntomas e indicarles que avisen si sienten alguno de ellos.
  • Si se detectan síntomas, acudir primero a la asesoría médica diferente a un centro médico o urgencias. Colmédica brinda el Servicio de Orientación Médica (SOM), por llamada o videollamada.
  • Siempre tener presente el uso del tapabocas, en especial para quienes tienen síntomas de infección respiratoria o contacto cercano con personas con afecciones similares.
  • Se debe enseñar a los niños prácticas de higiene: lavado de manos, precaución al estornudar y evitar contacto de dedos en la cara.

Cuidados del adulto mayor


Cuidados del adulto mayor

Muchos de ellos quizás no comprendan la situación de contingencia que se está viviendo. Por ello hay que explicarles por qué estamos en aislamiento físico y dedicarles tiempo siguiendo estas indicaciones:

  • Hablarles sobre las medidas de prevención de la manera más clara y sencilla, por qué se debe evitar el contacto físico y aclararles que no significa rechazo.
  • Crear rutinas de autocuidado, aseo personal, actividades físicas y de ocio de acuerdo con la edad.
  • Orientarlos en tiempo y espacio con relojes, calendarios, y tener una vista al exterior para que aprecien los cambios de luz natural.
  • Siempre es necesario el diálogo, que expresen sus emociones, que hagan parte de las actividades del hogar y se mantengan comunicados por medio de plataformas tecnológicas.
  • No hay que descuidar la alimentación, debe ser sana y balanceada, y consumir frutas, verduras, pescados, carnes y queso.
  • Hay que evitar las salidas. Usar canales virtuales para orientación médica y suministro de medicamentos en caso de ser necesario.
  • El seguir estas recomendaciones permitirá confrontar situaciones de estrés, mejorarles su ánimo y aprovechar el tiempo libre, lejos del sedentarismo.

Para controlar la ansiedad


Para controlar la ansiedad

La respiración diafragmática es relajante; algunas indicaciones para ponerla en práctica:

  • Lo primero es estar en una posición cómoda, ya sea sentado, de pie o acostado boca arriba.
  • Luego se debe poner una mano en el pecho y la otra en el estómago. La mano en el pecho no debe moverse, mientras que la que está sobre el estómago debe subir y bajar mientras se respira.
  • A medida que se inhala por la nariz (de 3 a 5 segundos), hay que dejar que el estómago suba y que el aire vaya entrando a los pulmones.
  • Al momento de exhalar por la boca (de 3 a 5 segundos), dejar que el estómago baje y que el aire vaya saliendo de los pulmones.
  • De esta manera se repiten dichos pasos hasta que el cuerpo se sienta relajado.

Recomendaciones

  • El espacio para esta actividad debe ser apropiado para concentrarse, que no se haya mucho ruido ni se preste a las distracciones.
  • No es sano aguantar la respiración por mucho tiempo, se puede hacer un conteo mentalmente o usar cronómetro.
  • Si hay sensación de mareo, regresar de inmediato a la respiración normal
¡Conoce más sobre Colmédica!